Junta de Castilla y Leon
Junta de Castilla y Leon


Fases Constructivas

Iglesia de San Andrés

Para el estudio de la Iglesia de San Andrés de la localidad de Gama, contamos afortunadamente con bastante información procedente de los libros de fábrica, que abarcan (fragmentadamente y con algunas lagunas) desde 1565 hasta 1895, si bien en muchas ocasiones se trata de escuetos comentarios difíciles de relacionar con las fases constructivas del templo.

Por ello, estos datos, aunque muy útiles, hay que tomarlos con la debida cautela y a pesar de estas ayudas, la única forma de elaborar una hipótesis más o menos fiable de la evolución constructiva del edificio, es con la detenida observación de muros, de sus aparejos, uniones, superposiciones, desplomes, rupturas, etc. Con esta técnica tan básica, podemos llegar a apreciar ciertos cambios, suponer etapas constructivas y argumentar las circunstancias que indujeron a todo ello.

Hay que señalar, que el análisis que sigue a continuación se centra sólo en las grandes campañas constructivas, obviando pequeñas reformas que, como es lógico, se fueron sucediendo en un edificio de nueve siglos de antigüedad.

ANÁLISIS DE FASES CONSTRUCTIVAS

La datación de este edificio, nos la da una inscripción que se encuentra en la portada, hoy día remontada, pero que creemos es perfectamente válida. En uno de los cimacios aparece epigrafiada la siguiente fecha: ERA MCCXXVIII, que corresponde con el año 1190. Por lo tanto, podemos afirmar que a finales del siglo XII, existe en Gama una iglesia románica aunque, sin duda, muy diferente de la que podemos observar actualmente, y de la que únicamente nos resta la cabecera y también la portada.

Como etapa posterior vamos  a señalar la construcción de la nave “principal”, que viene a sustituir a la románica. Su datación nos la va a dar la tipología de bóveda, que sigue el formato tardogótico, una bóveda de crucería con tres claves, apuntada y simple, en relación con la arquitectura local, lo que nos permite dar una fecha en torno al siglo XIV.

Una nueva ampliación, entre los siglos XV y XVI, forza la construcción de una nueva nave paralela por el sur a la principal con el objetivo de acoger el baptisterio y quizás una capilla privada. Es en este momento cuando la portada es nuevamente remontada hasta el lugar que ocupa actualmente, al igual que los canecillos del lienzo sur.

A partir de este momento vamos a tener la suerte de poder contar con datos específicos sacados de los libros de fábrica.

En el siglo XVI (hacia 1570) se construye tanto el coro situado a los pies de la iglesia, como el enrejado que protege la pila bautismal. De 1597 tenemos una referencia sobre la compra de materiales para la sacristía. No especifican si se está construyendo en ese momento, pero es lo más probable.

El XVII viene marcado por un hecho significativo que cambiará el aspecto del edificio y que le acercará un poco más a su imagen actual. Nos estamos refiriendo a la construcción de los contrafuertes que se colocan en el ábside y en el muro norte de la iglesia por la preocupación que se tiene por la estabilidad del edificio, y que se refleja en las preocupaciones de las distintas autoridades eclesiásticas que visitaban el edificio dando órdenes para mejorar su conservación:

“ la pared del lado del setrentión,(…) está desplomada asia afuera, mas de tres quartos de pie y con sentimiento y peligro de que se podrá caer y dello resultaría gran danno, porque la capilla es muy buena (…) mandó su merçed al cura y mayordomo, que dentro de un año hagan hazer un estribo a la parte de fuera de la dicha iglesia”

 

Por último vamos a considerar las obras realizadas en el siglo XX. Todas ellas “camuflan” la tipología del edificio. Son, por un lado el añadido sobre la nave lateral y por otro, el pórtico. Durante el siglo XX, se levanta sobre la nave Sur, una estructura de ladrillo, hueca y sin ningún significado o utilidad. Por otro lado, conocemos también, gracias a la memoria popular, que será a mediados del siglo, en torno a los años cincuenta de la anterior centuria, cuando el primitivo pórtico será derribado y en su lugar construido uno nuevo de ladrillo industrial  recubierto con mortero. En ese mismo momento sabemos que se construye la estructura que estaba aneja a la espadaña y se derruye también una sala situada en el mismo pórtico y que hacía las veces de morgue.

 

.

Autor: Álvaro Tovar
Adaptación: Víctor Álvarez

Todos los textos e imágenes son propiedad de la Fundación Santa María la Real - CER  

« Memoria Histórica