Junta de Castilla y Leon
Junta de Castilla y Leon


La Junta rehabilita la iglesia de la Asunción de Monasterio a través del Plan Románico Norte

FOTOLa iglesia de la Asunción de Monasterio

La iglesia de la Asunción de Monasterio

© Fundación Santa María la Real. Foto: M. Martín

El delegado territorial de la Junta, Luis Domingo González, el director del Departamento de Conservación de la Fundación Santa María La Real, Jesús Castillo, y el delegado diocesano de Patrimonio Cultural, José Luis Calvo, comprobaron el resultado de esta obra y pudieron conocer las próximas intervenciones en Cervera de Pisuerga y Canduela.

Este plan Románico Norte es un proyecto pionero en la recuperación de un territorio situado en el norte de las provincias de Palencia y Burgos con una proliferación especial de iglesias románicas.
La colaboración y apoyo económico se enmarca dentro de los objetivos de la Consejería de Cultura y Turismo respecto a la cooperación con entidades públicas y privadas para la realización de actuaciones encaminadas a la protección y conservación del patrimonio cultural de Castilla y León. Con estos proyectos la Junta impulsa la generación de desarrollo mediante la valorización del patrimonio; el desarrollo económico y social, mediante la promoción de diversas iniciativas y programas a nivel local, nacional o internacional, destacando la investigación del arte románico y su intervención; y la promoción de un modelo piloto de ecodesarrollo con fuerte contenido cultural y participativo en torno al patrimonio y al territorio, que pueda servir de modelo en zonas rurales con abundante patrimonio cultural y natural.

En la visita realizada el pasado 28 de diciembre, se han recorrido dos monumentos en los que se va a actuar en la 2ª fase de este Plan Románico Norte, en 2014: la cueva de San Vicente en la localidad de Cervera de Pisuerga y la ermita de Santa María de Canduela. También se ha visitado la última actuación del Plan Románico Norte, que es la rehabilitación de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Monasterio.

 

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Monasterio

Estructuralmente la iglesia de la Asunción de Monasterio presentaba un grave problema: la rotura de una de sus vigas de cubierta, más en concreto el tirante sobre el coro.

La propuesta del Plan Románico Norte que se ha ejecutado en este edificio ha sido la reparación del elemento, reforzándolo con otras vigas de madera que soporten el esfuerzo provocado por la cubierta. Además de intervenir en este elemento dañado, también se ha actuado en los otros dos tirantes de la nave de la misma manera para evitar futuras y previsibles roturas de los elementos estructurales. El objetivo principal de esta intervención ha sido la reparación estructural del tirante de cubierta que presentaba una fractura a flexión. Dicha fractura ponía en peligro al resto de la cubierta, por lo que al ser reparada ha consolidado el resto de la estructura.
La intervención en las vigas de la estructura de cubierta ha consistido en realizar refuerzos en las vigas existentes con tablones de roble, reforzando tanto a la actual viga del coro como a las otras dos vigas de la nave. Para asegurar la seguridad estructural se ha instalado una solución de dos vigas de madera en paralelo a la viga fijados con pernos, metálicos que repartan el esfuerzo del pendolón, además de los refuerzos sobre la propia viga se han ejecutado unos pares con tablones de roble a semejanza de lo realizado en las vigas que soportan el peso que transmite la cubierta a través de la cartela bajo la correa. A la madera de las vigas utilizadas en la estructura se ha aplicado un tratamiento de protección.
Se han intervenido también en los pendolones que han sido cortados para que la estructura pueda recuperar su estado primigenio de equilibrio.
Otra parte de la rehabilitación ha consistido en analizar los  parásitos y las patologías de la madera de la estructura del templo y se ha aplicado un tratamiento adecuado tanto a la estructura como al acabado de cubierta.
Se ha eliminado el friso de madera que ocultaba parte de la sillería por un enfoscado con una pigmentación/color semejante al de los sillares de los muros, y donde ha sido posible se han recuperado los sillares con una limpieza y rejuntado de los mismos. Esta intervención facilita el acceso a la estructura de madera, ha saneado los destrozos que la viga rota provocó en el friso y ha mejorado la apariencia del acabado de los paramentos.

 

Recuperación de la Cueva de San Vicente en Cervera de Pisuerga

El Plan Románico Norte llevará a cabo una serie de actuaciones para la recuperación de la cueva de San Vicente, o ‘de los moros’ y de su entorno, imprescindible para entender su relación con el pueblo, y de la percepción que de ella tienen los vecinos de Cervera de Pisuerga, Palencia. El mal estado de conservación general de la cueva se ha debido especialmente a la acción de la climatología y las visitas incontroladas, pudiendo observarse los efectos de la degradación ambiental, lógica al tratarse de una ermita de piedra arenisca expuesta. Además se produce acumulación puntual de agua en las tumbas y en la parte superior de la cueva, que llega incluso al interior a través de las oquedades. Por ello, realizará una doble actuación: por un lado sobre la superficie de la cueva, minimizando el impacto de los agentes ambientales y por otro realizando un vallado perimetral, con el objetivo de ejercer un correcto control sobre el acceso a la ermita. Otro elemento relevante de la intervención son las obras para la adecuación de su entorno cercano,  donde se instalarán elementos que ayuden a mejorar la interpretación del territorio, así como poniendo en relación el bien patrimonial con su contexto geográfico e histórico.

 

Proyecto piloto en Canduela, en Palencia

A través del Plan Románico Norte también se llevará a cabo la puesta en marcha de un proyecto piloto en la ermita de Santa María, en Canduela, Palencia, con el objetivo de desarrollar y experimentar tecnologías innovadoras en las áreas de conservación preventiva, seguridad, eficiencia energética y aprovechamiento turístico, siempre aplicadas directamente al patrimonio. Se trata de un pequeño templo del siglo XII construido íntegramente en sillería de piedra arenisca, con nave única de planta rectangular y cabecera con testero plano separada de la nave por un sencillo arco triunfal apuntado y liso. Este proyecto piloto pretende la generación de soluciones tecnológicas que puedan mejorar la gestión de usos y el telecontrol de parámetros de conservación, seguridad y eficiencia energética en los inmuebles patrimoniales. Para ello materializarán pequeñas actuaciones previas que posibiliten que el edificio se encuentre en condiciones de acoger este tipo de iniciativas.
Así, entre estas actuaciones a ejecutar cabe citar la adecuación de los accesos a la ermita y la ordenación de sus entornos: trabajos de desbroce, siega, o retirada de escombros. También se adecuará el interior llevando a cabo labores tanto de limpieza como de preinstalación de todos aquellos elementos que vayan a ser necesarios en la fase de ensayos, como cableados o sensores. Posteriormente se procederá a la integración del inmueble en el sistema MHS, un sistema de monitorización adaptado al patrimonio histórico para registrar, evaluar y controlar diversos parámetros decisivos e influyentes en la conservación del edificio, las condiciones de seguridad y los parámetros energéticos, con el objetivo de asegurar la sostenibilidad de su gestión así como un óptimo uso y mantenimiento del mismo y de los bienes que alberga.

« De ermita medieval a MHSLab, un laboratorio capaz de autogestionarse La pila bautismal de Cillamayor regresa a su emplazamiento original tras más de 50 años en una colección privada »