Junta de Castilla y Leon
Junta de Castilla y Leon


Intervención

Los informes derivados de la monitorización y los análisis geotécnicos, permitieron a los técnicos de Románico Norte llevar a cabo una intervención adecuada a las condiciones reales del edificio.  El trabajo se centró en garantizar la estabilidad de la iglesia, incidiendo en dos áreas: la torre campanario y el atrio.

En la torre fue necesario reconstruir parte del muro sur, que presentaba una grieta con desplazamiento de sillares, lo que obligó a apuntalar la torre, para desmontar y recolocar las piezas y corregir, así, la deformación. Para mejorar la estabilidad de la zona se niveló y apisonó el suelo sobre el que se asienta.  

En el atrio, la intervención se centró en desmontar y restaurar la cubierta del pórtico, y sustituir algunos elementos de su estructura, claramente deteriorada. Asimismo se corrigieron las deformaciones que presentaba el muro perimetral del atrio.

La intervención  se completó con el acondicionamiento del entorno, la ejecución de un drenaje perimetral en la ladera donde se ubica el templo, y la mejora del camino de acceso. Concluidos los trabajos en el edificio se mantiene y se ha ampliado la monitorización, instalando tres sensores ambientales más, que permiten un mejor control del estado de conservación, para facilitar su mantenimiento y para comprobar que las medidas adoptadas han sido acertadas. Por ahora, parece que sí, dado que los datos arrojados por los fisurómetros apuntan a que los procesos de daño se encuentran estabilizados: los  movimientos detectados son los propios del cambio de estación y son inferiores al medio milímetro; tampoco se detectan incrementos reseñables en las aperturas de las grietas.

« Estudios Previos Intervención de Urgencia »