Junta de Castilla y Leon
Junta de Castilla y Leon


Fases Constructivas

Para el estudio de la Ermita de San Esteban de la localidad de Lomilla, contamos con los tres Libros de Cuentas de Fábrica de la parroquia de San Esteban que abarcan de forma fragmentada desde 1601 hasta 1753 (Libro I, 1601-1652; Libro II, 1652- 1718; Libro III, 1718- 1753).

FOTOCampana de la iglesia de San Esteban.

Campana de la iglesia de San Esteban.

© Fundación Santa María la Real - CER

 

Como vemos, la cronología de estos documentos nos impide tener noticias fiables de la época medieval, cuando se construye el primitivo edificio. Además, lamentablemente la mayoría de los datos que obtenemos de ellos se refieren a compras y arreglos de vestimentas y material litúrgico, además de hacer bastantes referencias a los retablos que decoran la ermita. Tan sólo encontramos referencias a pequeños arreglos en alguna de las partes del edificio, pero no son de gran relevancia a la hora de guiarnos en el momento de organizar las fases de construcción. Incluso los pocos datos que tenemos hay que tomarlos con mucha precaución debido a la parquedad de los textos, pues muchas veces hablan simplemente de partidas de materiales para hacer reformas que no podemos identificar.

 

Por ello, la única forma de elaborar una hipótesis más o menos fiable, es con la simple observación de muros, de sus aparejos, uniones, superposiciones, desplomes, rupturas, etc. con esta técnica tan básica, podemos llegar a apreciar ciertos cambios, suponer etapas constructivas y argumentar las circunstancias que indujeron a todo ello. Pero sin duda hay cosas que difícilmente pueden llegar siquiera a intuirse y la mayoría de las que se identifican, pueden ser objeto de múltiples interpretaciones. Por ello daremos varias hipótesis en algunas de las fases que marcamos.

 

 

FASES CONSTRUCTIVAS

FOTOÁbside en el que destacan las figuras del Calvario

Ábside en el que destacan las figuras del Calvario

© Fundación Santa María la Real - CER

Edad Media

Podemos observar una primera etapa constructiva, hacia finales del siglo XII y principios del XIII, en la que podemos incluir la portada, la nave y el ábside. Lo normal es que la construcción se empezara por el ábside, pues es la parte más importante del edificio, y simplemente con su levantamiento ya se podía consagrar y comenzar los oficios religiosos. En este caso observamos cómo está ligeramente desviado respecto al eje de la nave. Esto pude ser por distintos motivos, entre otros por el terreno. La iglesia de San Esteban se encuentra situada en un altozano, en un extremo del pueblo y perfectamente puede haberse dado el caso de que por motivos de espacio en el terreno se haya tenido que desviar el edificio respecto del ábside.
En principio el ábside se ilumina tan solo con uno de los vanos, el central. El paso desde esta zona hacia la nave se realiza mediante un arco triunfal apuntado y doblado. La zona del presbiterio es ligeramente de mayor altura que el ábside. La bóveda que cubre la nave, dividida en cinco tramos está ligeramente apuntada, por lo que nos asegura aún más la teoría de su datación medieval.


Reformas Posmedievales

De la etapa indeterminada que abarca del siglo XIII al XVII, queda tan sólo el cuerpo inferior de la espadaña. Teniendo en cuenta los testimonios de otras villas cercanas es más que probable que esta primitiva espadaña fuera levantada entorno a los siglos XII –XIV, pero sin información contrastable, hemos de tomar estos datos con precaución.
En esta fase incluiremos también la construcción del coro alto y la sacristía situada en el muro sur, puesto que este tipo de estructuras se suelen realizar entorno al siglo XVI y en este caso debemos de guiarnos nuevamente por las referencias que tenemos de otros edificios pues no contamos con textos ni elementos que nos lo aseguren fehacientemente.
En el coro encontramos un vano que sirve para iluminar una estancia que se encuentra en la subida al campanario que pudo servir como almacén o como casa del párroco, algo que a hemos visto en otros edificios.


Reformas Contemporáneas

Por último, señalaremos el levantamiento del actual pórtico adherido a la fachada Sur y que sirve de cobijo a los feligreses, además de servir como distribuidor para acceder al cuerpo de campanas. En este caso si que tenemos constancia en el Libro de Fábrica III, ene. Que se detalle una visita del entonces obispo, Don Joseph Ignacio Rodríguez Cornejo, realizada en el año 1747, por lo que el pórtico es posterior a esta fecha.

Como últimas construcciones y reformas conocidas señalaremos la remodelación del atrio y el cementerio de la iglesia, realizado en el siglo XX. Además queda en la memoria popular, el fuerte abujardado que se puede apreciar en el interior de la iglesia, realizado en 1956 y a consecuencia del cual, desapareció uno de los retablos que decoraban el interior. Hoy hay fragmentos de dicho retablo en la sala que se encuentra en la subida al campanario.

CONCLUSIONES

Como conclusiones de  lo expuesto anteriormente podemos decir:

1.       El grueso del edificio, ábside, portada y nave, son obras románicas finalizadas entorno al siglo XIII por la tipología de la estructura.

2.       Se levanta, sobre la portada, en lugar de a los pies del edificio, una pequeña espadaña, cuyo remate superior será rehecho en el siglo XVII. Por tanto al no tener datos exactos, debemos fechar esta primitiva espadaña, entre el siglo XIII y el XVII.

3.       En el siglo XVI, tenemos el levantamiento de la sacristía, dividida en dos pisos y el coro, levantado sobre un gran arco rebajado.

4.       En el siglo XIX se produce el levantamiento del actual pórtico y la compartimentación de la sala situada sobre la sacristía.

« Memoria Histórica